CLAVES PARA EL BIENESTAR EMOCIONAL

29 de March del 2017

La alegría se puede aprender, pero previamente hay que aceptar la vida tal y como es. La no aceptación no nos liberará del miedo al fracaso y de unas expectativas demasiado elevadas. Una vez aceptada la idea de: "Se hace lo que se puede con lo que se tiene", podemos seguir una serie de pasos para conseguir esa alegría:                            
 
  • Perdone sus fracasos. Es más: "Celébrelos". Se trata de darnos el derecho a ser humanos y "perdonarnos" la debilidad. A partir de ese perdón, podemos estar más capacitados para aprender de esos fracasos y errores. El perdón nos liberará de la culpa.
  • No de lo bueno por hecho: Agradézcalo. Las cosas no vienen dadas y no siempre estarán ahí. Ser realistas es pensar en procurar que llegue lo bueno y luego procurar mantenerlo.
  • Haga deporte. Hay que segregar endocrinas, sustancias que son como unos opiáceos naturales que produce nuestro propio cerebro. Estas sustancias mitigan el dolor y causa placer. A veces, caminar a paso rápido durante 30 minutos al día basta para que nuestro cuerpo las segregue.
  • Simplifique en el ocio y en el trabajo. "Quien mucho abarca poco aprieta", "Quien quiere estar en todas partes no está en ningún sitio"... Hay que centrarse en lo verdaderamente importante y concentrarse en ello. En este sentido lo mejor es centrarse en algo y no intentarlo todo a la vez (tanto en el trabajo como en el ocio).
  • Aprender a meditar. Hay que practicar mindfulness; la práctica continuada de meditación contribuye a afrontar mejor los baches de la vida. La visualización es otra técnica que con mindfulness o fantasías dirigidas logra la desconexión y el descanso.
  • Considera los problemas como desafios. Trata de pensar que superarás la adversidad y así aprenderás de ello una nueva lección.
  • Aprender a perdonar. Trata de olvidar las ofensas y aceptar a los demás por quienes son.
  • Se amable y agradecido. Cuando eres amable con los demás la amabilidad dada volverá a ti.

 
                                                                                                                     Víctor Rams Maiques